Search

Cuidado de la piel e incontinencia

Definición

Nombres alternativos

Incontinencia y cuidado de la piel

Información

Las personas que tienen problemas para controlar su orina o deposiciones (llamado incontinencia) tienen mayor riesgo de sufrir problemas con la piel alrededor de los glúteos, las caderas, los genitales y el área entre la pelvis y el recto (perineo).

La humedad excesiva en estas áreas hace que problemas como el enrojecimiento, la descamación, la irritación y las candidiasis sean más probables.

También se pueden presentar llagas (úlceras de decúbito ) en personas que:

  • No hayan estado comiendo bien (están desnutridas )
  • Hayan recibido radioterapia en el área
  • Pasan la mayor parte o todo el día en una silla de ruedas, una silla regular o una cama

CUIDADO DE LA PIEL

El uso de pañales y otros productos puede realmente empeorar los problemas de la piel. Aunque pueden mantener los tendidos de cama y la ropa más limpios, estos productos tienden a mantener la orina o heces en contacto constante con la piel. Con el tiempo, la piel puede romperse. Se debe tener especial cuidado para mantenerla limpia y seca.

  • Después de orinar o defecar, limpie y seque el área de inmediato.
  • Limpie la piel con agua y jabón suave y diluido, enjuague bien y seque dando palmaditas suaves.

Busque limpiadores cutáneos que no causen resequedad o irritación. Asegúrese de seguir las instrucciones del producto. Algunos de los productos no requieren enjuague. Algunas personas pueden tener alergias a las fragancias empleadas en estos limpiadores, lo cual puede causar irritación de la piel.

Las cremas humectantes pueden ayudar a mantener la humedad de la piel. Evite productos que contengan alcohol, debido a que esto puede irritar la piel. Si está recibiendo radioterapia, pregúntele al médico si no es problema usar cualquier crema o lociones.

Contemple la posibilidad de usar un sellador o barrera contra la humedad. Las cremas o ungüentos que contienen óxido de zinc, lanolina o vaselina forman una barrera protectora sobre la piel. Algunos productos para el cuidado de la piel (con frecuencia en forma de atomizadores o toallitas) pueden crear una película protectora y transparente sobre la piel. Un médico o el personal de enfermería pueden recomendar cremas de barrera para ayudar a proteger la piel.

Incluso si utiliza estos productos, igualmente debe limpiar la piel después de cada episodio de incontinencia. Vuelva a aplicar la crema o el ungüento después limpiar y secar completamente la piel.

Las personas que sufren problemas de incontinencia frecuente pueden padecer candidiasis cutánea. Se presenta una erupción pruriginosa, roja y con apariencia de granos y la piel se siente como en carne viva. Existen algunos productos (tanto de venta libre como recetados) que pueden emplearse para tratar la candidiasis.

  • Si la piel está húmeda la mayor parte del tiempo, puede utilizar un talco con medicamento antimicótico (como el talco con nistatina).
  • Se puede también aplicar una barrera contra la humedad o sellador cutáneo sobre el talco.
  • Si se presenta una irritación grave de la piel, visite al médico.

La Asociación Nacional para la Incontinencia de los Estados Unidos (www.nafc.org ) publica una guía de recursos sobre productos y servicios para la incontinencia que incluye una lista de los fabricantes y distribuidores de productos específicos. Para obtener esta guía de recursos, llame al número 1-800-BLADDER o visite el sitio web: .

SI USTED ESTÁ POSTRADO EN UNA CAMA O USANDO UNA SILLA DE RUEDAS

Usted o su cuidador deben revisar la piel en búsqueda de úlceras de decúbito todos los días. Busque áreas enrojecidas que, al presionarlas, no se pongan blancas. También busque ampollas, llagas o cráteres. Coméntele al médico o al personal de enfermería si tiene cualquier secreción maloliente.

Consuma comidas saludables y bien equilibradas que contengan suficientes calorías y proteínas para mantenerlo saludable.

Si usted tiene que permanecer en cama, debe:

  • Cambiar con frecuencia de posición, al menos cada dos horas.
  • Tener sábanas y ropas limpias.
  • Usar elementos que puedan ayudar a reducir la presión (cojines, badanas, almohadillas de espuma).

Si está en una silla de ruedas:

  • Verifique que la silla ajuste apropiadamente.
  • Cambie el peso cada 15 a 20 minutos.
  • Use elementos que puedan ayudar a reducir la presión (cojines, badanas, almohadillas de espuma).

Referencias

Nviriesy P. Vulvovaginal candidiasis and bacterial vaginosis. . 2008;22:637-652.

Bluestein D, Javaheri A. Pressure ulcers: prevention, evaluation, and management. . 2008;78:1186-1194.

Encyclopedia content is provided as information only and not intended to replace the advice and instruction from your personal physician.