Search

Pilas de botón

Definición

Las baterías o pilas de botón son pequeñas, redondas y usualmente se utilizan como fuente de energía para relojes y audífonos. Los niños a menudo ingieren estas pilas accidentalmente o se las introducen por la nariz hasta el fondo, por donde pueden ser posteriormente inhaladas.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento o manejo de una exposición tóxica real. Si usted sufre una exposición, debe llamar al número local de emergencias (tal como 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología () a la línea 1-800-222-1222.

Dónde se encuentra

  • Calculadoras
  • Cámaras
  • Audífonos
  • Linternas de bolsillo
  • Relojes

Síntomas

Si la persona se introduce la pila por la nariz hasta el fondo y la inhala, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Problemas respiratorios
  • Tos
  • Neumonía (si la pila pasa inadvertida)
  • Posible insuficiencia respiratoria total

Tragarse una pila puede no causar ningún síntoma en absoluto, pero si ésta se atranca en el esófago o el estómago, se pueden presentar los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal
  • Heces con sangre
  • Colapso cardiopulmonar ()
  • Dolor torácico
  • Inflamación gastrointestinal
  • Perforación en el esófago
  • Náuseas
  • Sabor metálico
  • Vómitos (posiblemente con sangre)

Tratamiento en el hogar

Busque ayuda médica inmediata y NO le provoque el vómito a la persona, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud.

Antes de llamar al servicio de emergencia

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Hora en que fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Control de Envenenamientos o número de emergencia local

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología () al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología

Igualmente, puede llamar a la línea 202-625-3333 de la .

Lo que se puede esperar en la sala de emergencias

El médico medirá y vigilará los signos vitales, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán en la forma apropiada. Usted puede recibir:

  • Radiografía para localizar la pila
  • directa o cirugía inmediata si la pila ha sido inhalada y está causando una obstrucción de las vías aéreas potencialmente mortalLaringoscopia
  • para retirar la pila si ha sido ingerida y aún permanece en el estómago o en el esófagoEndoscopia
  • Extracción de la pila de inmediato por medio de una broncoscopia si ésta ha sido inhalada hacia los pulmones

Si la pila ha pasado a través del estómago al intestino delgado, el tratamiento normal es verificar a través de una radiografía en uno o dos días para constatar que la pila se esté desplazando a través del tubo digestivo.

Luego, se le debe hacer un seguimiento a la pila con radiografías hasta que salga en las heces. Si se presenta cualquier síntoma, puede ser indicio de que la pila se ha devuelto hacia el estómago y se tiene que retirar con un endoscopio.

Expectativas (pronóstico)

Su pronóstico depende del tipo de pila ingerido y de la prontitud con que se recibe el tratamiento. Cuanto más rápido reciba ayuda médica, mayor será la probabilidad de recuperación.

Sin embargo, la mayoría de las pilas que son ingeridas pasan a través del tubo digestivo sin causar ningún daño serio.

Referencias

Mahajan PV. Heavy metal intoxication. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 708.

Munter DW. Esophageal foreign bodies. In: Roberts JR, Hedges JR, eds. . 5th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2009:chap 39.

Litovitz T, Whitaker N, Clark L, White NC, Marsolek M: Emerging battery ingestion hazard: Clinical implications. 2010;125(6): 1168-1177. epub 24 May 2010.

Media

    Encyclopedia content is provided as information only and not intended to replace the advice and instruction from your personal physician.