Search

Intoxicación con amoníaco

Definición

El amoníaco es un gas fuerte e incoloro. Si el gas se disuelve en agua, se denomina amoníaco líquido. La intoxicación puede ocurrir si se inhala dicho gas. La intoxicación también puede ocurrir si usted ingiere o toca productos que contengan cantidades muy grandes de amoníaco.

ADVERTENCIA: nunca mezcle amoníaco con blanqueador. Esto causa la liberación de gas cloro tóxico, que puede ser mortal.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento o manejo de una exposición tóxica real. Si usted resulta expuesto, debe llamar al número local de emergencias (tal como 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología (), a la línea 1-800-222-1222.

Nombres alternativos

Elemento tóxico

  • Amoníaco

Dónde se encuentra

  • Gas amoníaco
  • Algunos limpiadores domésticos
  • Algunos linimentos
  • Algunos fertilizantes

Nota: es posible que esta lista no los incluya a todos.

Síntomas

  • Pulmones, vías respiratorias y tórax
  • Ojos, oídos, nariz, boca y garganta
  • Corazón y sangre
  • Sistema nervioso
  • Cutáneos
  • Gastrointestinales

Tratamiento en el hogar

Busque asistencia médica inmediata y NO provoque el vómito en la persona, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud.

Si el químico está en la piel o en los ojos, enjuague con agua abundante al menos por 15 minutos.

Si la persona ingirió el químico, suminístrele agua o leche inmediatamente, a menos que el médico haya dado otras instrucciones. No suministre leche ni agua si el paciente presenta síntomas que dificulten la deglución, tales como vómitos, convulsiones o disminución de la lucidez mental.

Si la persona inhaló el tóxico, trasládela inmediatamente a un sitio donde pueda tomar aire fresco.

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre del producto, con sus ingredientes y concentración, si se conocen
  • Hora en que se ingirió
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología () al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

El médico medirá y vigilará los signos vitales del paciente, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Se harán exámenes de sangre y orina. El paciente puede recibir:

  • Respiración artificial
  • Lavado continuo de los ojos y la piel
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Endoscopia: colocación de una cámara a través de la garganta para visualizar las quemaduras en el esófago y el estómago
  • Medicamentos para tratar los síntomas

Pronóstico

El daño está relacionado con la cantidad y potencia (concentración) del amoníaco. La mayoría de los productos de limpieza domésticos son relativamente suaves y causan poco o leve daño, mientras que los productos de limpieza industriales potentes pueden causar quemaduras y lesiones.

El hecho de sobrevivir después de las 48 horas indica generalmente que es posible la recuperación. Las quemaduras químicas ocurridas en el ojo se curan por lo general, aunque es posible que se produzca ceguera permanente.

Referencias

Goldfrank LR, Flomenbaum NE, Lewin NA, et al, eds. . 8th ed. New York, NY: McGraw Hill; 2006.

Ford M, Delaney KA, Ling L, Erickson T, eds. . 1st ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2001.

Media

    Encyclopedia content is provided as information only and not intended to replace the advice and instruction from your personal physician.