Search

Sobredosis de cremas para deportes

Definición

Las cremas para deportes son fármacos a base de cremas o ungüentos utilizados para tratar achaques y dolores. La sobredosis de cremas para deportes se presenta cuando alguien accidental o intencionalmente utiliza más de la cantidad normal o recomendada de este producto.

Esto es sólo para fines de información y no para usarse en el tratamiento ni en el manejo de una exposición tóxica real. Si usted sufre una exposición, debe llamar al número local de emergencias (tal como 911 en los Estados Unidos) o al Centro Nacional de Toxicología () a la línea 1-800-222-1222.

Nombres alternativos

Sobredosis de Mentol y metilsalicilato; Sobredosis de Ben-Gay; Sobredosis de salicilato de metilo y mentol

Elemento tóxico

  • Mentol
  • Salicilato de metilo

Ver también: sobredosis de salicilato de metilo

Dónde se encuentra

Los salicilatos de metilo y el mentol se encuentran en muchas cremas analgésicas de venta libre.

Síntomas

  • Pulmones y vías respiratorias
  • Ojos, oídos, nariz y garganta:
  • Riñones
  • Sistema nervioso
  • Otros (por ingestión del tóxico)
  • Piel
  • Gastrointestinales

Cuidados en el hogar

Si la crema fue ingerida o cayó en los ojos, busque tratamiento médico inmediato. Lávese los ojos con agua y retire cualquier crema que quede en la piel. NO le provoque el vómito a la persona, a menos que así lo indique el Centro de Toxicología o un profesional de la salud.

Antes de llamar a emergencias

Determine la siguiente información:

  • Edad, peso y estado del paciente
  • Nombre del producto (con sus ingredientes y concentración, si se conocen)
  • Cuándo fue ingerido
  • Cantidad ingerida

Centro de Toxicología

Se puede llamar al Centro Nacional de Toxicología () al 1-800-222-1222 desde cualquier parte de los Estados Unidos. Esta línea gratuita nacional le permitirá hablar con expertos en intoxicaciones, quienes le darán instrucciones adicionales.

Se trata de un servicio gratuito y confidencial. Todos los centros de toxicología locales en los Estados Unidos utilizan este número. Usted debe llamar si tiene cualquier inquietud acerca de las intoxicaciones o la manera de prevenirlas. No tiene que ser necesariamente una emergencia; puede llamar por cualquier razón, las 24 horas del día, los 7 días de la semana.

Si es posible, lleve consigo el recipiente de la sustancia al hospital.

Ver: Número de emergencia del Centro de Toxicología

Lo que se puede esperar en la sala de urgencias

El médico medirá y vigilará los signos vitales del paciente, incluyendo la temperatura, el pulso, la frecuencia respiratoria y la presión arterial. Los síntomas se tratarán en la forma apropiada. El paciente puede recibir:

  • Carbón activado para impedir que el fármaco sea reabsorbido en el torrente sanguíneo
  • Exámenes de sangre
  • Líquidos por vía intravenosa (IV)
  • Bicarbonato de sodio, un fármaco (antídoto parcial) para neutralizar los efectos del tóxico
  • Sonda a través de la boca hasta el estómago para vaciar este último (lavado gástrico )

Si la intoxicación se presentó a través de la exposición de la piel, el paciente puede recibir lo siguiente:

  • Lavado (irrigación) de la piel, quizá con intervalos de unas pocas horas durante varios días
  • Extirpación quirúrgica de la piel quemada (desbridamiento)

Pronóstico

El pronóstico del paciente depende de la cantidad de tóxico ingerido y de la rapidez con que se reciba el tratamiento. Cuanto más rápido el paciente reciba ayuda médica, mayor será la probabilidad de recuperación. La recuperación es probable si se pueden neutralizar los efectos.

Referencias

Michael JB. Deadly pediatric poisons: nine common agents that kill at low doses. . 2004;22(4):1019-1050.

Mokhlesi B, et al. Adult toxicology in critical care: Part II: specific poisonings. . 2003;123(3):897-922.

Yip L. Salicylates. In: Tintinalli JE, Kelen GD, Stapczynski JS, Ma OJ, Cline DM, eds. . 6th ed. New York, NY: McGraw-Hill; 2004:chap 170.

Media

    Encyclopedia content is provided as information only and not intended to replace the advice and instruction from your personal physician.