Search

Medicamentos de venta libre

Nombres alternativos

Medicamentos para tener en casa

Información

Usted puede comprar medicamentos de venta libre en una tienda sin necesidad de una receta del médico para los síntomas y enfermedades menores y comunes.

Sugerencias importantes para usar los medicamentos de venta libre:

  • Siempre siga las instrucciones y advertencias impresas. Si tiene cualquier pregunta, hable con su médico antes de empezar un nuevo fármaco de venta libre.
  • Sepa qué está tomando. Siempre mire la lista de ingredientes. Seleccione productos con el menor número de ingredientes necesarios para tratar sus síntomas.
  • Todos los medicamentos se vuelven menos eficaces (se vencen) con el tiempo y deben reemplazarse. Verifique la fecha de vencimiento antes de usar cualquier producto.
  • Guarde los medicamentos en un área seca y fresca. El calor proveniente de las cocinas y la humedad de los baños disminuye su efectividad.
  • Guarde todos los medicamentos fuera del alcance de los niños. Ver: almacenamiento seguro de medicamentos .

Las mujeres deben consultarle a su médico antes de tomar medicamentos de venta libre mientras estén embarazadas o amamantando.

Cualquier fármaco o medicamento pueden tener un efecto diferente en los niños y los adultos mayores. Las personas que estén en estos grupos de edades deben tener cuidado especial al tomar medicamentos de venta libre.

A continuación, se detallan algunos ejemplos de medicamentos de venta libre para síntomas comunes. Esta lista no incluye todos los medicamentos y tampoco significa que algunas de las marcas de la lista sean mejores que otras. Muchos de estos medicamentos están disponibles como genéricos (marca blanca), que son menos costosos.

Siempre llame al médico primero si:

  • Sus síntomas son graves.
  • Usted no está seguro de qué le pasa.
  • Usted tiene una afección prolongada (crónica) o está tomando otros medicamentos recetados.

Los analgésicos de venta libre pueden ayudarle con su dolor de cabeza, dolor de la artritis, esguinces y otros problemas musculares y articulares menores.

  • El paracetamol (como Tylenol) se puede usar primero. No tome más de 4 gramos (4,000 mg) en un día.
  • Antinflamatorios no esteroides (AINE). Usted puede comprar algunos AINE, como ibuprofeno y naproxeno, sin necesidad de una receta.

Tanto los AINE como el paracetamol pueden causar efectos secundarios serios cuando se toman en altas dosis o durante mucho tiempo. .

Las personas que necesitan tomar analgésicos para dolores de cabeza tres o más días a la semana pueden presentar cefaleas de rebote. Ver: dolor de cabeza para obtener mayor información acerca de los dolores de cabeza y cuándo llamar al médico.

El paracetamol (Tylenol) y el ibuprofeno (Advil, Motrin) ayudan a reducir la fiebre en niños y adultos.

  • Tome paracetamol cada 4 a 6 horas. Funciona bajando el termostato del cerebro.
  • Tome ibuprofeno cada 6 a 8 horas. No utilice ibuprofeno en los niños menores de 6 meses. Sepa cuánto pesa usted o su hijo antes de darle ibuprofeno.

El ácido acetilsalicílico () funciona muy bien para tratar la fiebre en los adultos. No le dé este medicamento a un niño a menos que el pediatra le pida hacerlo.

Ver el artículo sobre: fiebre para aprender cómo tratar este síntoma y cuándo llamar al médico.

Los remedios de venta libre para el resfriado pueden ayudar a mitigar los síntomas. No acortarán la duración de un resfriado, pero pueden ayudar a que usted se sienta mejor.

NOTA: los expertos médicos no recomiendan usar fármacos para la tos (antitusígenos) y los resfriados en niños menores de 6 años. Hable con su médico antes de que su hijo tome cualquier tipo de medicamento de venta libre para el resfriado, incluso así esté etiquetado para los niños. Estos medicamentos probablemente no funcionarán en niños y pueden tener efectos secundarios serios.

Los antitusígenos abarcan:

  • Guaifenesina: este medicamento ayuda a disolver el moco. Beba mucho líquido si toma este medicamento.
  • Pastillas para la garganta con mentol: Halls, Robitussin, Vicks.
  • Antitusígenos líquidos con dextrometorfano: Benylin, Delsym, Robitussin DM, Simply Cough, Vicks 44 y marcas genéricas.

Las píldoras y los líquidos descongestionantes ayudan a despejar la nariz congestionada y alivian el goteo retronasal:

  • Verifique con su médico antes de tomar descongestionantes si tiene hipertensión arterial o problemas de la próstata.
  • Descongestionantes orales: seudoefedrina (Contact Non-Drowsy, Sudafed) y fenilefrina (Sudafed PE).

Los descongestionantes en aerosol nasal también pueden aliviar una nariz congestionada:

  • Aerosol nasal descongestionante: oximetazolina (Afrin, Neo-Synephrine Nighttime, Sinex en aerosol ) y fenilefrina (Neo-Synephrine, Cápsulas de Sinex).
  • Los aerosoles nasales descongestionantes pueden hacer efecto más rápidamente, pero pueden tener un efecto del rebote si se usan durante más de 3 a 5 días. Los síntomas pueden empeorar si usted sigue usando estos aerosoles.

Empezar a tomar suplementos de cinc dentro de las 24 horas posteriores al inicio de los síntomas del resfriado puede acortar la duración de dichos síntomas y hacer que sean menos intensos.

El dolor de garganta se puede tratar con:

  • Aerosoles que calman el dolor durante un tiempo corto: diclonina (Cepacol), fenol (Chloraseptic).
  • Analgésicos: paracetamol (Tylenol), ibuprofeno (Advil, Motrin), naproxeno (Aleve).
  • Chupar dulces duros o pastillas para la garganta puede ser de mucho alivio. Tenga cuidado con los niños pequeños debido al riesgo de asfixia.

Los líquidos y las pastillas antihistamínicos funcionan bien para tratar los síntomas de alergia.

  • Algunos antihistamínicos pueden causar sueño, entre ellos: difenhidramina (Benadryl), clorfeniramina (Chlor-Trimetron), bromfeniramina (Dimetapp) o meclastina (Tavist). Consulte con su médico antes de darles estos medicamentos a un niño, debido a que pueden afectar el aprendizaje. En los adultos, también pueden reducir la atención lo suficiente para afectar la conducción.
  • Los antihistamínicos más nuevos causan poco o nada de sueño. Algunos están disponibles sin necesidad de receta. Estos medicamentos abarcan loratadina (Alavert, Claritin, Dimetapp ND), fexofenadina (Allegra) y cetirizina (Zyrtec).

Usted también puede ensayar:

  • Gotas oftálmicas que alivian o humectan.
  • Aerosol nasal preventivo: cromolín sódico (Nasalcrom).

Tenga cuidado al tomar medicamentos antidiarreicos de venta libre tales como loperamida (Imodium). Consulte primero con su médico. Estos fármacos pueden empeorar la diarrea causada por infecciones.

Los medicamentos que contienen bismuto (Kaopectate, Pepto-Bismol) se pueden tomar para la diarrea leve. Los líquidos rehidratantes que usted puede comprar en una farmacia (Enfalyte o Pedialyte) se pueden usar para la diarrea moderada y grave.

El Emetrol y el Pepto-Bismol pueden aliviar las náuseas y los vómitos leves. Los líquidos rehidratantes que se pueden comprar en una farmacia (Enfalyte o Pedialyte) pueden ayudar a reponer los líquidos. Ver: náuseas y vómitos para mayor información y cuándo llamar al médico.

Usted puede aliviar el mareo con dimenhidrinato (Dramamina) o meclizina (Bonine, Antivert, Postafen y Sea Legs).

Los antihistamínicos tomados por vía oral pueden ayudar con la picazón o si usted tiene alergias. Con frecuencia, usted puede comprarlos sin una receta.

La crema de hidrocortisona (Cortaid, Cortizone 10) puede funcionar para los salpullidos leves. Ver: salpullidos .

La pañalitis causada por hongos del género se puede tratar con cremas y ungüentos para la piel antimicóticos y de uso tópico, como nistatina, miconazol, clotrimazol y ketaconazol.

Referencias

Singh M, Das RR. Zinc for the common cold. . 2011 Feb 16;2:CD001364.

Simasek M, Blandino DA. Treatment of the common cold. . Feb 2007;75(4):515-520.

Semrad CE, Powell DW. Approach to the patient with diarrhea and malabsorption. In: Goldman L, Ausiello D, eds. 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 143.

Boes CJ, Capobianco DJ, Cutrer FM, et al. Headache and other craniofacial pain. In: Bradley WG, Daroff RB, Fenichel GM, Jankovic J, eds. . 5th ed. Philadelphia, Pa: Butterworth-Heinemann; 2008:chap 73.

Atopic dermatitis. In: Habif TP, ed. . 5th ed. Philadelphia, Pa: Mosby Elsevier; 2009:chap 5.

Media

Encyclopedia content is provided as information only and not intended to replace the advice and instruction from your personal physician.