Search

Retraso en el desarrollo

Definición

Se refiere a los niños cuyo peso o tasa de aumento de peso corriente está significativamente por debajo de las tasas correspondientes a otros niños de su misma edad y sexo.

Nombres alternativos

Retraso del desarrollo; Insuficiencia en el crecimiento; Trastorno de alimentación; Alimentación insuficiente

Causas

Es importante determinar si el retraso en el desarrollo es el resultado de problemas de salud o de factores en el medio ambiente, como maltrato o rechazo.

Existen múltiples causas médicas de retraso en el desarrollo, como:

  • Anomalías cromosómicas como el síndrome de Down y el síndrome de Turner .
  • Problemas de órganos.
  • Deficiencia de la hormona tiroidea, deficiencia de la hormona del crecimiento u otras deficiencias hormonales.
  • Daño al cerebro o al sistema nervioso central que puede provocar dificultades en la alimentación en un bebé.
  • Problemas con el corazón y los pulmones que pueden afectar la forma como los nutrientes se movilizan a través del cuerpo.
  • Anemia u otros trastornos sanguíneos.
  • Problemas gastrointestinales que dificultan la absorción de nutrientes o provocan ausencia de enzimas digestivas en el cuerpo.
  • Gastroenteritis y reflujo gastroesofágico prolongados (por lo general temporal).
  • .Parálisis cerebral
  • Infecciones prolongadas (crónicas).
  • Trastornos metabólicos.
  • Complicaciones de embarazo y bajo peso al nacer.

Otros factores que pueden llevar a retraso en el desarrollo son:

  • Carencias emocionales como resultado del abandono, el rechazo y la hostilidad de los padres.
  • Pobreza.
  • Problemas con la relación entre el niño y la persona que lo cuida.
  • Los padres no entienden las necesidades alimentarias apropiadas para su hijo.
  • Exposición a infecciones, parásitos o toxinas.
  • Malos hábitos alimentarios, como comer frente al televisor o no consumir las comidas regulares.

Muchas veces no se puede determinar la causa.

Síntomas

Los niños que no crecen parecen ser mucho más pequeños o más bajos que otros niños de la misma edad. Los adolescentes tal vez no parecen tener los cambios usuales que ocurren en la pubertad. Sin embargo, es importante recordar que la manera como los niños crecen y se desarrollan varía bastante. Ver: crecimiento y desarrollo normales .

Los síntomas de retraso del desarrollo abarcan:

  • La estatura, el peso y el perímetro cefálico no igualan a las curvas de crecimiento normales.
  • El peso es inferior al tercer percentil (como se esbozó en las curvas de crecimiento normales) o 20% por debajo del peso ideal para su estatura.
  • El crecimiento puede haberse retardado o detenido después de una curva de crecimiento previamente establecida.

En general, la tasa de cambio del niño en peso y estatura puede ser más importante que las mediciones de crecimiento reales.

Los niños que no crecen pueden tener un retraso o lentitud en el desarrollo de lo siguiente:

  • Destrezas físicas tales como rodar, sentarse, pararse y caminar
  • Destrezas mentales y sociales
  • Características sexuales secundarias (con retraso en los adolescentes)

Los bebés que no logran subir de peso o desarrollarse con frecuencia tienen una falta de interés en alimentarse o un problema para recibir la cantidad apropiada de nutrición. Esto se denomina "alimentación insuficiente".

Otros síntomas que pueden verse en un niño que no crece abarcan:

  • Estreñimiento
  • Llanto excesivo
  • Somnolencia excesiva (letargo)
  • Irritabilidad

Pruebas y exámenes

El médico llevará a cabo un examen físico y revisará la estatura, el peso y el contorno corporal del niño. Le harán preguntas acerca de la historia médica y los antecedentes familiares del niño.

Se usará una prueba especial llamada evaluación del desarrollo de Denver () para mostrar cualquier retraso en este aspecto. Finalmente, se elabora una curva de crecimiento esbozando todos los tipos de crecimiento desde el nacimiento.

Se pueden llevar a cabo los siguientes exámenes:

  • Conteo sanguíneo completo (CSC)
  • Equilibrio de electrolitos
  • Electroforesis de hemoglobina para determinar la presencia de afecciones como la enfermedad drepanocítica
  • Estudios hormonales, incluyendo pruebas de la función tiroidea
  • Radiografías para determinar la edad ósea
  • Análisis de orina

Tratamiento

El tratamiento depende de la causa del retraso del crecimiento y desarrollo. Si el retraso del crecimiento se debe a factores nutricionales, se puede resolver brindando educación a los padres para que le suministren al niño una dieta bien equilibrada.

No se recomienda dar al niño suplementos dietéticos como Boost o Ensure sin antes consultar primero con el médico.

Otro tratamiento depende de la gravedad de la afección. Se puede recomendar lo siguiente:

  • Aumentar el número de calorías y cantidad de líquido que el bebé recibe.
  • Corregir cualquier deficiencia de minerales o vitaminas.
  • Identificar y tratar cualquier otra afección.

El niño posiblemente necesite permanecer en el hospital durante un tiempo.

El tratamiento también puede involucrar el mejoramiento de las relaciones familiares y las condiciones de vida. Algunas veces, las actitudes y comportamiento de los padres pueden contribuir al retraso del desarrollo de un niño.

Expectativas (pronóstico)

El crecimiento y desarrollo normal puede verse afectado si un niño no logra crecer durante mucho tiempo.

El crecimiento y desarrollo normal pueden continuar si el niño no ha crecido durante un tiempo corto y si se determina y se trata la causa.

Posibles complicaciones

Se puede presentar un retraso mental, emocional o físico permanente.

Cuándo contactar a un profesional médico

Solicite una cita con el médico si su hijo no parece estar presentando un desarrollo normal.

Prevención

Los chequeos regulares pueden ayudar a detectar el retraso del crecimiento en los niños.

Referencias

McLean HS, Price DT. Failure to thrive. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. 18th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 38.

Media

    Encyclopedia content is provided as information only and not intended to replace the advice and instruction from your personal physician.