Search

Meningitis meningocócica

Nombres alternativos

Causas

La meningitis meningocócica es causada por la bacteria (también conocida como meningococo).

La mayoría de los casos de meningitis meningocócica se presenta en niños y adolescentes. El meningococo es la causa más común de meningitis bacteriana en niños y una causa importante en adultos.

La infección ocurre con mayor frecuencia en invierno y primavera, y puede ocasionar epidemias locales en internados, residencias universitarias o bases militares.

Entre los factores de riesgo se pueden considerar la exposición reciente a meningitis meningocócica y una infección reciente de las vías respiratorias altas.

Síntomas

Los síntomas por lo regular aparecen rápidamente y pueden abarcar:

Otros síntomas que pueden ocurrir con esta enfermedad:

  • Agitación
  •  en los bebésFontanelas abultadas
  • Disminución del estado de conciencia
  • Alimentación deficiente o irritabilidad en los niños
  • Respiración rápida
  • Postura inusual con la cabeza y el cuello arqueados hacia atrás (opistótonos )

Pruebas y exámenes

El médico o el personal de enfermería examinarán al paciente. Esto mostrará:

  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Fiebre
  • Cambios en el estado mental
  • Salpullido
  • Rigidez en el cuello

Si el médico piensa que la meningitis es posible, se debe llevar a cabo una punción lumbar ("punción raquídea ") para extraer una muestra del líquido cefalorraquídeo (LCR) para su análisis.

Los exámenes que se pueden hacer abarcan:

Tratamiento

Los antibióticos se deben iniciar lo más pronto posible. La ceftriaxona es uno de los más comúnmente utilizados para la meningitis meningocócica. La penicilina en altas dosis casi siempre es efectiva también.

Si el paciente es alérgico a la penicilina, se puede utilizar cloranfenicol. En ocasiones, se pueden utilizar corticoesteroides, especialmente en niños.

A las personas que están en contacto muy cercano con alguien que padece meningitis meningocócica se les deben suministrar antibióticos para prevenir la infección. Estas personas abarcan:

  • Miembros de la familia
  • Compañeros de dormitorios
  • Aquéllas que entren en contacto cercano y prolongado con una persona infectada

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento oportuno mejora el desenlace clínico. Es posible que se presente la muerte. Los niños pequeños y las personas adultas mayores de 50 años tienen el mayor riesgo de muerte.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Acuda a la sala de urgencias o llame al número local de emergencias (como el 911 en los Estados Unidos) si sospecha meningitis en un niño que tenga los siguientes síntomas:

  • Dificultades para alimentarse
  • Llanto chillón
  • Irritabilidad
  • Fiebre persistente e inexplicable

Llame al número local de emergencias si presenta cualquiera de los síntomas graves que aparecen en la lista de arriba. La meningitis puede convertirse de manera rápida en una afección potencialmente mortal.

Prevención

Todos los familiares y contactos cercanos (especialmente en ambientes escolares y hospitalarios) de personas con este tipo de meningitis deben iniciar terapia antibiótica tan pronto como sea posible para evitar la propagación de la infección. Pregúntele al médico al respecto durante la primera visita.

Tan pronto como se haga el diagnóstico del primer caso, se debe estar alerta a la aparición de signos preliminares de la enfermedad en contactos cercanos que comparten la misma casa, escuela o guardería. Practique siempre buenos hábitos de higiene, como lavarse las manos antes y después de cambiar pañales o después de usar el baño.

Las vacunas son efectivas para controlar las epidemias y actualmente se recomiendan para:

  • Adolescentes 
  • Estudiantes universitarios en su primer año que están viviendo en residencias estudiantiles
  • Individuos que prestan el servicio militar
  • Viajeros que van a ciertos lugares del mundo

Referencias

Swartz MN. Meningitis: bacterial, viral, and other. In: Goldman L, Ausiello D, eds. . 23rd ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2007:chap 437.

Prober CG, Dyner L. Central nervous system infections. In: Kliegman RM, Behrman RE, Jenson HB, Stanton BF, eds. . 19th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 595.

Encyclopedia content is provided as information only and not intended to replace the advice and instruction from your personal physician.