Search

Regurgitación tricuspídea

Definición

Es un trastorno en el cual la válvula tricúspide del corazón no cierra apropiadamente, haciendo que la sangre se devuelva (se filtre) hacia la cámara superior derecha del corazón (aurícula) cuando la cámara inferior derecha se contrae.

Nombres alternativos

Insuficiencia tricuspídea

Causas

La válvula tricúspide separa la cámara inferior derecha (ventrículo derecho) de la cámara superior derecha del corazón (aurícula derecha).

La causa más común de regurgitación tricuspídea es el agrandamiento del ventrículo derecho, el cual bombea sangre a los pulmones, donde ésta recoge oxígeno. Este agrandamiento puede ser una complicación de cualquier trastorno que cause esfuerzo adicional en el ventrículo derecho.

La regurgitación tricuspídea también puede ser causada o empeorar por problemas con las válvulas en el lado izquierdo del corazón (válvula aórtica o mitral) o el ventrículo izquierdo (el cual bombea sangre del corazón al resto del cuerpo). También puede deberse a cualquier causa de hipertensión pulmonar (alta presión en la circulación pulmonar).

Otras enfermedades pueden afectar directamente la válvula tricúspide. La más común de éstas es la endocarditis infecciosa, que por lo general se debe a condiciones insalubres durante el consumo de drogas. Cualquier cosa que cause la entrada de bacterias en el torrente sanguíneo puede ocasionar endocarditis.

La regurgitación tricuspídea se puede encontrar en personas con un tipo de cardiopatía congénita llamada anomalía de Ebstein .

Otras causas menos comunes de regurgitación tricuspídea abarcan:

  • Tumores carcinoides, los cuales secretan una hormona que daña la válvula
  • Síndrome de Marfan
  • Lesión
  • Artritis reumatoidea
  • Radioterapia
  • Fiebre reumatoidea

Otro factor de riesgo importante para la regurgitación tricuspídea es el uso de los medicamentos para adelgazar llamados "Fen-Phen" (fentermina y fenfluramina) o dexfenfluramina.

Síntomas

La regurgitación tricuspídea puede ser asintomática si no es grave. Sin embargo, los pacientes pueden presentar: 

Pruebas y exámenes

El médico puede detectar anomalías cuando presiona suavemente con la mano (palpación ) sobre su pecho y también puede sentir un pulso sobre el hígado. El examen físico puede mostrar hinchazón del hígado y del bazo.

La auscultación del corazón con un estetoscopio puede revelar un soplo u otros ruidos anormales. Asimismo, puede haber signos de acumulación de líquido en el abdomen.

El agrandamiento del lado derecho del corazón puede verse en un ECG o en una ecocardiografía . Para medir las presiones arteriales dentro del corazón y los pulmones, se puede utilizar una ecografía Doppler o un cateterismo cardíaco del lado derecho.

Otros exámenes, como una tomografía computarizada o una resonancia magnética del tórax (corazón), pueden revelar agrandamiento del lado derecho del corazón y otros cambios.

Tratamiento

Es posible que no se necesite tratamiento si se presentan pocos síntomas o ninguno, pero se requiere hospitalización para el diagnóstico y tratamiento de síntomas graves.

La hinchazón se puede manejar con medicamentos (diuréticos) que ayudan a eliminar líquidos del cuerpo.

Los trastornos que causan este problema deben identificarse y tratarse. Es posible que algunas personas se tengan que someter a una cirugía de reparación o reemplazo de la válvula tricúspide. La cirugía generalmente se hace como parte de otro procedimiento.

Las personas con válvulas cardíacas anormales o dañados corren el riesgo de padecer una infección llamada endocarditis. Cualquier cosa que cause la entrada de bacterias en el torrente sanguíneo puede provocar esta infección. Las medidas para evitar este problema abarcan:

  • Evitar las inyecciones que no están limpias.
  • Tratar las infecciones por estreptococos oportunamente para prevenir la fiebre reumática.
  • Siempre comentarle al médico y al odontólogo si tiene antecedentes de valvulopatía cardíaca o de cardiopatía congénita antes del tratamiento. Las pautas recomiendan el uso de antibióticos para algunos pacientes, pero sólo en ciertas condiciones.

Expectativas (pronóstico)

El tratamiento de cualquier afección subyacente, en especial hipertensión pulmonar e inflamación de la cámara inferior derecha del corazón, puede corregir el trastorno. Por lo general, la reparación quirúrgica o la valvuloplastia curan el problema; sin embargo, las personas con regurgitación tricuspídea grave, que no se pueda corregir, pueden tener un pronóstico desalentador, ya sea por esta afección o la que la causó.

Posibles complicaciones

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si se presentan síntomas de regurgitación tricuspídea.

Prevención

El tratamiento oportuno de trastornos que puedan causar valvulopatía reduce el riesgo de regurgitación tricuspídea.

Referencias

Carabello BA. Valvular heart disease. In: Goldman L, Schafer AI, eds. . 24th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2011:chap 75.

Nishimura RA, Carabello BA, Faxon DP, et al. ACC/AHA 2008 Guideline update on valvular heart disease: focused update on infective endocarditis: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines endorsed by the Society of Cardiovascular Anesthesiologists, Society for Cardiovascular Angiography and Interventions, and Society of Thoracic Surgeons. . 2008;52(8):676-685.

Otto CM, Bonow RO. Valvular heart disease. In: Bonow RO, Mann DL, Zipes DP, Libby P, Braunwald E, eds. . 9th ed. St. Louis, Mo: WB Saunders; 2011:chap 66.

Media

Encyclopedia content is provided as information only and not intended to replace the advice and instruction from your personal physician.